Zonas térmicas de la tierra: un mundo de temperaturas extremas

Alexander von Humboldt definió siete regiones isotérmicas, como figura en la imagen adjunta:

  • Región tórrida ecuatorial: Esta región se encuentra en la zona cercana al ecuador y se caracteriza por tener temperaturas elevadas durante todo el año. En esta área se encuentran las selvas tropicales y se experimenta una alta humedad.
  • Región caliente: Esta región se encuentra entre la zona tórrida ecuatorial y la región cálida. Las temperaturas en esta zona también son altas, pero la humedad es menor. Aquí se encuentran desiertos y sabanas.
  • Región cálida: Esta región se encuentra entre la región caliente y la región templada. Aquí las temperaturas son más moderadas y hay una mayor variación estacional. Esta zona es propicia para la agricultura y se encuentra una gran diversidad de paisajes.
  • Región templada: Esta región se encuentra entre la región cálida y la región fría. Aquí las temperaturas son moderadas y se experimentan las cuatro estaciones del año. En esta zona se encuentran bosques caducifolios y se desarrolla una gran variedad de actividades económicas.
  • Región fría: Esta región se encuentra entre la región templada y la región invernal. Aquí las temperaturas son más bajas y el clima es más riguroso. Se encuentran bosques coníferos y se practican actividades económicas relacionadas con la ganadería y la minería.
  • Región invernal: Esta región se encuentra entre la región fría y la región gélida. Aquí el invierno es más largo y las temperaturas son extremadamente bajas. Se encuentran tundras y se desarrollan actividades económicas como la exploración de petróleo.
  • Región gélida: Esta región se encuentra en las zonas polares, cerca de los polos norte y sur. Aquí las temperaturas son extremadamente frías y el clima es inhóspito. Se encuentran glaciares y la vida es muy limitada.

¿Cuáles son las zonas térmicas de la Tierra y cómo se originan?

Desde el punto de vista térmico, existen en el planeta tres grandes zonas climáticas, que son consecuencia del movimiento de traslación de la Tierra. La primera zona es la zona cálida, que se encuentra entre los dos trópicos, es decir, entre el Trópico de Cáncer y el Trópico de Capricornio. En esta zona, el clima es generalmente cálido o tropical, con temperaturas altas durante todo el año. La radiación solar es más directa en esta región, lo que contribuye a las altas temperaturas. Además, la presencia de los vientos alisios y la humedad generada por los océanos también influyen en el clima de esta zona.

La segunda zona es la zona templada, que se encuentra entre el trópico (en realidad, por encima de los 30º de latitud norte y sur) y el círculo polar. En esta zona, las temperaturas son más moderadas, con estaciones bien definidas. Los inviernos suelen ser más fríos y los veranos más suaves. Esta variabilidad climática se debe a la inclinación del eje de la Tierra y a la forma en que la luz solar llega a esta región. Además, la presencia de masas de aire frío y cálido también influye en el clima de esta zona.

¿Cuáles son las zonas frías?

¿Cuáles son las zonas frías?

Las zonas frías se localizan en los círculos polares, específicamente en el Ártico y el Antártico, que corresponden a los polos norte y sur respectivamente. Estas regiones se caracterizan por tener un clima extremadamente frío, con temperaturas que suelen estar por debajo de los 0 grados durante gran parte del año.

Además del frío riguroso, otra característica destacada de las zonas frías es la escasa luminosidad. Durante los meses de invierno, el sol apenas se asoma por el horizonte, lo que provoca largos periodos de oscuridad. Por otro lado, durante el verano, el sol no se pone durante varios meses, lo que da lugar a los famosos días polares.

En cuanto a las precipitaciones, estas suelen ser bastante reducidas en las zonas frías. Aunque en el Ártico se pueden dar algunas nevadas, en general la cantidad de lluvia o nieve es bastante escasa. Esto se debe en parte a las bajas temperaturas, ya que el agua tiene menos probabilidades de evaporarse y formar nubes.

¿Cuáles son las características de las zonas climáticas?

¿Cuáles son las características de las zonas climáticas?

Las zonas climáticas se caracterizan por presentar un clima dominante, que incluye una temperatura, una cantidad de lluvia, vientos, relieves y vegetación específica. Estas características varían según la latitud, la altitud, la cercanía al mar y otros factores geográficos.

En primer lugar, tenemos las zonas climáticas tropicales, que se encuentran en la franja cercana al ecuador. Estas zonas tienen temperaturas cálidas durante todo el año y una alta cantidad de lluvia, lo que favorece el desarrollo de una exuberante vegetación. Además, en estas áreas se pueden encontrar selvas tropicales y sabanas.

Por otro lado, tenemos las zonas climáticas templadas, que se encuentran en las latitudes medias. Estas zonas presentan estaciones bien definidas, con temperaturas cálidas en verano y frías en invierno. La cantidad de lluvia varía según la ubicación, pero en general, estas zonas tienen una vegetación diversa, que incluye bosques caducifolios y praderas.

En tercer lugar, encontramos las zonas climáticas áridas, que se caracterizan por tener un clima seco. Estas zonas se encuentran en las latitudes medias y bajas, y presentan temperaturas extremas, con veranos muy calurosos y noches frías. La cantidad de lluvia es muy escasa, lo que limita la vegetación a plantas resistentes, como cactus y arbustos.

Por último, tenemos las zonas climáticas polares, que se encuentran en las regiones cercanas a los polos. Estas zonas tienen temperaturas extremadamente frías durante todo el año y una cantidad muy baja de lluvia. La vegetación es escasa y consiste principalmente en líquenes y musgos.

¿Cuáles son las zonas climáticas de España?

¿Cuáles son las zonas climáticas de España?

A grandes rasgos podríamos decir que en España podemos encontrar tres grandes zonas climáticas. La zona atlántica o templado húmeda se encuentra en la franja norte de la península y se caracteriza por tener un clima oceánico, con temperaturas suaves y abundantes precipitaciones a lo largo de todo el año. Esta zona se extiende desde Galicia hasta el País Vasco y parte de Cataluña. En esta región, los inviernos son suaves y los veranos frescos, con una temperatura media anual que oscila entre los 10 y los 20 grados.

La zona mediterránea se encuentra en la franja este y sureste de la península y se caracteriza por tener un clima mediterráneo, con veranos calurosos e inviernos suaves y escasas precipitaciones. Esta zona se extiende desde Cataluña hasta Andalucía y las Islas Baleares. En esta región, los veranos son largos y secos, con temperaturas superiores a los 30 grados, mientras que los inviernos son suaves, con temperaturas que oscilan entre los 10 y los 15 grados.

Por último, en las Islas Canarias encontramos la zona subtropical, que se caracteriza por tener un clima cálido y seco durante todo el año. Las temperaturas son suaves en invierno, con mínimas que no suelen bajar de los 15 grados, y calurosas en verano, superando los 30 grados. Además, las Islas Canarias disfrutan de una gran cantidad de horas de sol al año, lo que las convierte en un destino turístico muy popular.

Ir arriba