Mapa Egipto Abu Simbel: Tesoro del Nilo

En el corazón de Egipto, a orillas del majestuoso río Nilo, se encuentra Abu Simbel, un tesoro arqueológico que nos transporta a la época de los faraones y nos revela la grandeza de la antigua civilización egipcia. Este increíble complejo de templos, declarado Patrimonio de la Humanidad por la UNESCO, cuenta con una historia fascinante y una arquitectura impresionante que no deja indiferente a nadie.

¿Qué hay dentro de Abu Simbel?

El complejo de Abu Simbel, ubicado en Egipto, alberga dos impresionantes templos. El templo más grande, construido por el faraón Ramsés II, está dedicado a los dioses Amun, Ra-Horakhty y Ptah. Este templo se destaca por su impresionante fachada con cuatro estatuas colosales de Ramsés II, que representan al faraón como un dios. En el interior del templo se pueden encontrar salas hipóstilas, santuarios y capillas, decorados con relieves y jeroglíficos que narran los logros y victorias militares de Ramsés II.

El segundo templo de Abu Simbel, de menor tamaño, está dedicado a la diosa Hathor y a la Reina Nefertari, esposa de Ramsés II. Este templo también cuenta con una impresionante fachada decorada con seis estatuas, cuatro de Ramsés II y dos de Nefertari. En su interior, se pueden encontrar salas con columnas y relieves que representan a Ramsés II y Nefertari realizando ofrendas a los dioses.

¿Qué significa Abu Simbel?

¿Qué significa Abu Simbel?

Abu Simbel significa «el padre de la espiga» en árabe. Es el nombre de un complejo de templos ubicados en la orilla occidental del río Nilo, en el sur de Egipto. Estos templos fueron construidos por orden del faraón Ramsés II, hijo de Seti I, durante el siglo XIII a.C. La construcción del templo principal, dedicado a los dioses Amón, Ra-Harakhty y Ptah, se inició aproximadamente en el año 1284 a.C.

El complejo de Abu Simbel consta de dos templos principales, el Templo de Ramsés II y el Templo de Nefertari, que fue construido en honor a la esposa favorita de Ramsés II. Estos templos se destacan por sus impresionantes fachadas esculpidas en la roca, que representan al faraón y a la reina en actitud de adoración a los dioses. Las estatuas colosales de Ramsés II, que se encuentran en la fachada del templo principal, tienen una altura de aproximadamente 20 metros.

¿Dónde estaba Abu Simbel antes?

¿Dónde estaba Abu Simbel antes?

Abu Simbel es un complejo templario excavado en la roca de un acantilado al sur de Egipto, cerca del río Nilo. Fue construido durante el reinado de Ramsés II en el siglo XIII a.C., como un monumento para conmemorar su victoria en la Batalla de Kadesh y para venerar a los dioses Amón, Ra-Horajty y Ptah. Estos templos eran uno de los destinos turísticos más populares de Egipto, pero su ubicación original estaba amenazada por la construcción de la presa de Asuán en la década de 1960.

Para salvar estos increíbles templos de la inundación causada por la creación del lago Nasser, los templos de Abu Simbel fueron desmontados y trasladados a una ubicación más segura, a unos 210 metros de su posición original. El complejo fue dividido en grandes bloques y luego reconstruido en un nuevo sitio, ubicado en una colina artificial. Este proyecto de traslado fue llevado a cabo por la UNESCO y el gobierno egipcio, con la ayuda de expertos internacionales y una gran cantidad de mano de obra local.

El nuevo sitio de Abu Simbel fue cuidadosamente elegido para que los templos estuvieran al mismo nivel y orientación que en su ubicación original. Además, se construyó una estructura artificial para proteger los templos de la erosión y los cambios climáticos. El traslado de Abu Simbel fue un logro impresionante en términos de ingeniería y preservación del patrimonio cultural, y ha permitido que estos magníficos templos sigan siendo visitados y admirados por turistas de todo el mundo.

¿Cuándo se trasladó Abu Simbel?

¿Cuándo se trasladó Abu Simbel?

El templo de Abu Simbel, ubicado en Egipto, fue trasladado exitosamente en 1968 para evitar que quedara sumergido en las aguas del lago de la presa de Asuán. Este templo faraónico, construido en el siglo XIII a.C. durante el reinado de Ramsés II, es uno de los monumentos más emblemáticos de Egipto y uno de los destinos turísticos más visitados del país.

El traslado de Abu Simbel fue una hazaña arquitectónica sin precedentes. El templo, compuesto por dos impresionantes estructuras de piedra con estatuas colosales de Ramsés II, fue desmontado y movido pieza por pieza a una ubicación más alta y segura, a unos 200 metros tierra adentro desde su ubicación original. Esta operación fue llevada a cabo por un equipo de ingenieros y arqueólogos, y tomó varios años en completarse.

Ir arriba