Dulces típicos de Malta: Delicias maltesas para el paladar

Malta es un pequeño país insular en el mar Mediterráneo conocido por su rica historia y hermosos paisajes. Pero además de su patrimonio cultural y natural, Malta también es famosa por sus deliciosos dulces típicos. Estos manjares malteses son una mezcla de influencias árabes, italianas y británicas, lo que los hace únicos y deliciosos. En este artículo, te presentamos una selección de los dulces más populares de Malta que seguramente deleitarán tu paladar.

¿Qué es lo que se come más en Malta?

Además del conejo, en Malta se come una gran variedad de platos que reflejan la influencia de diferentes culturas a lo largo de su historia. Uno de los ingredientes más utilizados en la cocina maltesa es el pescado, ya que la isla está rodeada de mar. El lampuki (dorado) es un pescado muy popular en Malta y se prepara de diferentes formas, como horneado con tomate y aceitunas.

Otro plato típico de Malta es el pastizzi, una especie de empanada rellena de queso ricotta o guisantes. Los pastizzi son muy populares como aperitivo o como comida rápida. También se encuentra el ftira, un tipo de pan plano que se sirve con diferentes ingredientes como aceitunas, tomate, queso y atún.

La cocina maltesa también cuenta con una variedad de platos a base de carne, como el bragioli (rollitos de carne rellenos de tocino, queso y huevo), el fenek moqli (conejo frito) y el kapunata (un guiso de verduras similar a la ratatouille). Además, no se puede dejar de probar el hobz biz-zejt, un bocadillo tradicional de Malta que consiste en pan con aceite de oliva, tomate, atún, alcaparras y queso.

En cuanto a los postres, Malta ofrece una deliciosa variedad de dulces tradicionales. El kannoli es uno de los más famosos, se trata de una masa frita rellena de crema de ricotta y decorada con frutas confitadas. También se encuentran los qaghaq tal-ghasel, unos dulces en forma de rosquillas rellenas de miel y nueces, y los imqaret, unos pastelitos fritos rellenos de dátiles.

¿Qué tipo de pescado se come en Malta?

¿Qué tipo de pescado se come en Malta?

En Malta, el pescado más consumido es el lampuki, también conocido como dorado o mahi-mahi. Este pescado es muy versátil y se puede preparar de diversas formas, como a la parrilla, frito o en guisos. Es un pescado de carne blanca y suave, con un sabor delicado y ligeramente dulce.

Además del lampuki, en Malta también se consumen otros tipos de pescado como el atún, la lubina, el mero y el pulpo. Estos pescados suelen ser frescos y se pueden encontrar en los mercados locales o en los restaurantes de la zona costera. La gastronomía maltesa se caracteriza por su influencia mediterránea, por lo que es común encontrar platos de pescado acompañados de aceite de oliva, limón, hierbas aromáticas y verduras frescas.

¿Cómo se come la malta?

¿Cómo se come la malta?

La malta es un alimento muy versátil que se puede comer de diferentes formas. Una de las formas más comunes es en forma de cerveza, ya que la malta es uno de los ingredientes principales en la elaboración de esta bebida. Sin embargo, también se puede consumir la malta directamente como alimento.

La malta se puede encontrar en forma de pan, galletas o barritas energéticas. También se puede consumir en forma de polvo o jarabe, que se pueden añadir a batidos, yogures o postres. Además, se puede utilizar como ingrediente para hacer helados, pasteles o incluso como endulzante natural en bebidas calientes como el té o el café.

¿Qué ciudades visitar en Malta?

¿Qué ciudades visitar en Malta?

Malta es un país pequeño pero lleno de encanto y belleza. A pesar de su tamaño, cuenta con varias ciudades que vale la pena visitar. La ciudad más importante y capital de Malta es La Valeta, una ciudad amurallada con más de 400 años de historia. Recorrer sus estrechas calles empedradas es como viajar en el tiempo, y sus impresionantes fortificaciones y arquitectura barroca la convierten en un lugar único. Además, La Valeta es el hogar de varios museos, iglesias y palacios que muestran la rica historia y cultura de Malta.

Otra ciudad que no puedes perderte es Mdina, también conocida como la «Ciudad Silenciosa». Ubicada en lo alto de una colina, esta antigua ciudad amurallada ofrece vistas panorámicas de la isla y cuenta con calles estrechas y laberínticas, con impresionantes palacios y iglesias.

Si buscas un lugar más pintoresco, te recomendamos visitar Marsaxlokk, un encantador pueblo de pescadores conocido por sus coloridos barcos tradicionales y su mercado de pescado. Aquí podrás disfrutar de deliciosos mariscos frescos mientras contemplas la belleza del mar Mediterráneo.

Otras ciudades que vale la pena visitar en Malta son Las Tres Ciudades, compuestas por Vittoriosa, Senglea y Cospicua, que ofrecen una visión única de la historia de Malta; Rabat, una ciudad con una rica herencia arqueológica y religiosa; St. Julian’s, conocida por su animada vida nocturna y hermosas playas; Sliema, un destino popular para ir de compras y disfrutar de la vida urbana; y St. Paul’s Bay, un lugar perfecto para relajarse y disfrutar de las playas y actividades acuáticas.

Ir arriba